6 Señales de que debes invertir en tu salud y tu forma física.

the-5th-141680.jpg

¡Es 2018! ¡Lo hiciste! ¿Ahora que? Bueno, aquí hay algunas señales sobre cómo comprometerte con la inversión a largo plazo que es tu salud y bienestar físico.

1. La comida blanca te hace sentir hinchad@, lent@ y cansad@.

¿La forma más fácil de perder peso y mejorar tu salud? Deshazte de las comidas blancas! La mayoría de los alimentos blancos (pan, arroz, pasta, azúcar, harina) se componen principalmente de carbohidratos refinados y calorías vacías, por lo que eliminarlos, o disminuirlos, de tu dieta es una de las maneras más rápidas de bajar kilos y mejorar tu bienestar. Hay algunas excepciones a la regla, que incluyen claras de huevo, coliflor y pescado. Ten estos ingredientes a mano ya que son nutricionalmente valiosos.

2. Realmente no puedes recordar cuándo fue la última vez que tuviste una MUY BUENA noche de sueño.

El sueño afecta enormemente nuestra salud física y mental, y muchos de nosotros sencillamente, no dormimos lo suficiente. (¡Tú sabes que no lo haces!) La falta de sueño afecta negativamente el metabolismo, el estado de ánimo, la concentración, la memoria, las habilidades motoras, las hormonas del estrés e incluso el sistema inmunitario y la salud cardiovascular. El sueño permite al cuerpo sanar, reparar y rejuvenecerse de una manera que simplemente no puede cuando una persona está despierta. Implementar también una rutina de terapia de masaje en tu vida, también puede ayudarte a conciliar el sueño con mayor facilidad.

3. Cuentas y te estresas por las calorías y te olvidas del contenido nutricional.

Si bien la cantidad de calorías que consumes es crucial para perder peso, la calidad de los alimentos suele ser más importante (y, a menudo, ignorada). Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine encontró que los alimentos específicos, no solo su contenido calórico, influyen en el aumento de peso. Tu cerebro seguirá buscando esos nutrientes en lugar de las calorías y no descansará hasta que esté satisfecho.

Esto no es exactamente innovador, pero confirman lo que sospechamos y se ha recomendado durante años. Para mantenerse en forma y saludable, consuma frutas, vegetales, granos y carnes magras ricas en nutrientes y ricas en fibra. Esto lo ayudará a evitar la sobrecarga de calorías vacías más tarde, cuando te estás muriendo de hambre.

4. Estás enojad@, irritable, ansios@ y estresad@ la mayor parte del tiempo.

El estrés puede causar innumerables problemas, desde problemas cardíacos hasta problemas digestivos. Esto no es sorpresa. Lo que mucha gente no sabe es qué hacer al respecto, cómo manejar el estrés cotidiano. El ejercicio, la meditación, la terapia de masajes, los días de spa, hacer lo que te gusta, los límites apropiados, la espiritualidad, la naturaleza y los pasatiempos agradables ayudan a aliviar los efectos nocivos del estrés en el cuerpo. No trabajes demasiado, tómate días de descanso (vacaciones, mini vacaciones, días libres) días de ocio y no hacer nada, días sin usar tu teléfono, y rodéate de personas que te respalden.

5. También olvidaste cuándo fue tu último chequeo médico.

Acude a tu médico para tu examen físico anual solo para asegurarte de que todo esté como debe. Si tienes seguro médico, generalmente estos servicios están cubiertos, de modo que aproveches sus beneficios al máximo. Si no tienes seguro médico, por favor haz tu debida diligencias y busca ferias de salud comunitarias (Miami ofrece muchas de ellas durante todo el año). Dicho esto, reconoce tu propio cuerpo para que sepas cuándo algo parece estar mal. Realízate auto-exámenes de los senos o testículos y chequea lunares sospechosos. Hazte exámenes regularmente aunque estés san@, de modo que cuando algo esté anormal, lo sepas y puedas actuar junto con tu médico.

Eventos de Salud en el condado de Miami-Dade.

6. Te das excusas para no hacer ejercicio, una y otra vez.

Incluso si sales a caminar algunas veces por semana, el ejercicio es importante para mantenerte en forma y saludable. El ejercicio cardiovascular ayuda a fortalecer el corazón y los pulmones, el entrenamiento de fuerza ayuda a fortalecer los músculos y el estiramiento ayuda a reducir el riesgo de lesiones al aumentar la flexibilidad. El ejercicio también mejora la circulación y la conciencia corporal (es decir, como se siente estar en tu cuerpo), y el ejercicio regular puede ayudar a combatir la depresión. Entonces, ¿cómo implementarlo este año? Hazlo una prioridad. Muchas de nuestras excusas giran en torno a lo viejo: no tengo tiempo. Sí, tienes tiempo. Si lo haces una prioridad.

Por lo tanto, si coincides con cualquiera de estas señales, recuerda esto: para mantener un estilo de vida saludable y en forma, es importante tener algún tipo de consistencia al ver el resultado general. Haga los cambios de uno en uno, y no hagas demasiados cambios a la vez o correrás el riesgo de recaer en los hábitos viejos. Hacer que estas opciones sean parte de tu vida diaria te ayudarás a alcanzar tus metas de salud. Evita los extremos en cualquier capacidad. Ejercita la moderación cuando se trata de fitness, comida y diversión.

fuente de imagen.